Cancelación de Hipoteca

Para cancelar una hipoteca se deberá pagar la deuda, por parte del dueño del bien hipotecado. Cuando esto ocurra, la persona o entidad que presto el dinero deberá ir a la notaria y declarar que la deuda está pagada, cancelando así la hipoteca. Este acto se hace por escritura pública.

El notario entregará el certificado y el dueño del inmueble deberá llevarlo a la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos para que su bien quede libre de hipoteca.